Caries: qué es y qué tipos hay

By Clínica Dental Albalat 3 meses ago
Home  /  BLOG  /  Caries: qué es y qué tipos hay

De entre todos los problemas bucodentales, sin duda la caries ocupa un lugar de honor en el panteón de la fama de afecciones dentales. Sin embargo, y pese a su popularidad, a menudo los propios pacientes desconocen su naturaleza, sus causas o los tipos de caries que pueden identificarse. A continuación damos respuesta a todas esas preguntas fundamentales para entenderla.

¿Qué es?

Empecemos por su definición. La caries es una lesión que implica la destrucción de los tejidos de los dientes, resultante de la acción de los ácidos de la placa bacteriana que no ha podido ser eliminada.

¿Cuál es su desarrollo?

Los efectos de la caries inciden en primer lugar en el esmalte dental. En ese punto se puede detectar cuando aparecen manchas en la corona dental. Es imperativo tratar la afección a tiempo, pues la destrucción del esmalte es irreversible. Posteriormente, la caries pasa a afectar a la dentina para finalmente atacar al nervio. Hay que evitar a toda costa que llegue a este estadio, pues en ese caso existe la probabilidad de perder la pieza dental.

¿Qué tipos de caries hay?

Las caries de corona son las más comunes. Aparecen indistintamente en niños y en adultos, y suelen darse sobre las superficies de masticación o entre los dientes. Normalmente son fáciles de identificar debido al cambio de coloración en el esmalte.

Las caries radiculares surgen en pacientes adultos con el desgaste y el tiempo. Las encías se retraen con la edad y dejan expuesta la parte de la raíz del diente, que no está protegida por el esmalte. Esto da vía libre a las bacterias para atacar a la dentina. La enfermedad periodontal es otro factor de riesgo para el surgimiento de este tipo de caries, pues también provoca la retracción de la encía.

Las caries interproximales o interdentales se forman, como su nombre indica, en los espacios interdentales. Nuestra revisión periódica en el odontólogo va a permitir detectar y eliminar la placa acumulada entre los dientes, deteniendo la formación de sarro. También el correcto uso del hilo dental puede ayudarnos en este sentido.

En las caries de fisura los agentes patógenos penetran a través de fisuras o grietas en los tejidos dentales y los dañan. Es habitual encontrarlas en los molares.

En cuanto a las caries recurrentes o secundarias, acostumbran a generarse alrededor de las obturaciones y coronas existentes, zonas en las que a menudo se acumula placa. Este tipo de caries puede aparecer como nueva o como consecuencia de los restos de una caries anterior que no ha sido correctamente tratada.

¿Cuáles son las causas de la caries?

La alimentación es determinante. En concreto, una dieta alta en azúcares puede acelerar ese deterioro, por lo que junto a una estricta higiene bucodental, el control sobre lo que comemos es la forma más eficaz de prevenir su aparición.

Otros factores menos habituales pueden ser los genéticos (la dureza de nuestro esmalte o nuestra respuesta a la presencia de bacterias) o la sequedad bucal, que puede estar vinculada a ciertas enfermedades, la ingesta de algunos medicamentos o tratamientos de quimioterapia o radioterapia.

¿Cómo prevenir la caries?

Como siempre hemos dicho, una correcta higiene diaria (tres veces al día) evita muchos problemas. El cepillado con el cepillo y la pasta de dientes apropiados, el uso de cepillos interproximales y/o la seda dental deben formar parte de nuestra rutina.

No menos importante debe ser nuestra visita regular a nuestro odontólogo. Sólo en manos profesionales podremos asegurarnos de que todo está correcto en nuestra boca y de que estamos llevando a cabo un correcto mantenimiento. No hay mejor prevención que el consejo de nuestro profesional de confianza.

Por último, y como ya hemos mencionado, una alimentación sin excesos de azúcar nos ayudará en gran medida a evitar una mayor exposición a los ácidos asociados a productos azucarados.

Category:
  BLOG
this post was shared 0 times
 000