Hábitos infalibles para tu salud bucodental

By Doctor Fernando Albalat 3 meses ago
Home  /  SALUD DENTAL  /  Hábitos infalibles para tu salud bucodental
  • La limpieza bucodental es un procedimiento mediante el cual se eliminan el sarro y la placa bacteriana que están presentes en los dientes.
  • La intención de esta tarea es la prevención no sólo de la caries, sino también del deterioro o caída de los dientes.
  • Recurrimos a instrumentos de ultrasonido (por vibración), así como a otros aparatos manuales (curetas) que nos ayudan en su eliminación. Posteriormente, el proceso se complementa con un cepillado mecánico con pastas específicas para el pulido de la superficie dental.
  • A veces, este tratamiento básico e imprescindible, genera “falsos mitos” sobre la salud bucodental que vamos a intentar aclarar para que no queden dudas al respecto.
  1. “No me hago limpiezas en la clínica dental porque mi esmalte se estropea…”

Los más novedosos aparatos de limpieza en gabinete son sónicos y ultrasónicos. Producen ondas vibratorias que rompen el cálculo dental (“sarro”) de la superficie del diente sin afectar en absoluto a su esmalte.

Una limpieza dental o profilaxis profesional no daña el esmalte. Antes al contrario, elimina la placa bacteriana y el cálculo adherido a la superficie dental. Se trata, por tanto, de un básico de nuestro mantenimiento bucodental.

  1. “Mejor no me cepillo los dientes, porque cuando lo hago me sangran las encías…”

Una encía sana no debe sangrar, y si lo hace es porque algo no va bien en nuestra boca.

La mayoría de los pacientes atribuye el sangrado al cepillarse los dientes al tipo de cepillo que utilizan o a la técnica empleada, cuando en realidad la causa del sangrado es una encía enferma, que debe tratarse. Este sangrado nos da la voz de alarma y debemos acudir al especialista para que revise que todo va bien en nuestra salud bucodental.

  1. “Con una limpieza bucodental al año suficiente…”

Al igual que el mito anterior, también es falso. Se pueden hacer tantas limpiezas bucodentales como sean necesarias. De hecho, los pacientes con enfermedad periodontal deben hacerse mínimo dos limpiezas bucodentales al año. Es imprescindible dejar que sea un profesional quien prescriba lo que mejor para nosotros.

  1. “Como no me duelen las encías, no necesito cuidar de ellas…”

El hecho de no tener dolor en las encías no es signo de salud bucodental. En los estadios iniciales de muchos trastornos periodontales la enfermedad puede pasar desapercibida, sin síntomas evidentes y cambios mínimos (por eso a la periodontitis se le llama “la enfermedad invisible”). Es muy importante que el dentista o el periodoncista examinen periódicamente nuestras encías para confirmar su buen estado y prevenir el desarrollo de esta enfermedad bucodental.

  1. “Lo mejor después de comer es coger un palillo de dientes…”

El uso de palillos o mondadientes no es aconsejable. Con él sólo conseguimos producir una lesión en el espacio entre los dientes, ocupado por la papila, ya que infringimos un trauma repetitivo que debemos evitar por el bien de nuestra salud bucodental.

La seda dental o el cepillo interproximal son las opciones más recomendadas para sustituir definitivamente el uso de los palillos.

  1. “Los cepillos duros y los enjuagues fuertes limpian mejor…”

El cepillado con un cepillo de cerdas duras (brusco o traumático) produce desgaste en el esmalte y retracción de las encías, llegando incluso a hacer que quede expuesta la raíz de los dientes. La consistencia adecuada es la media.

También es erróneo que un enjuague bucal fuerte o con mucho alcohol es indispensable para la salud de las encías. De hecho, los enjuagues con alto contenido en alcohol pueden producir sequedad de los tejidos orales al modificar la cantidad de saliva, por lo que deberemos seguir consejo profesional y tener precaución a la hora de introducir este elemento en nuestro cuidado bucodental en el día a día.

  1. “Mastico chicle y así ya no me cepillo…”

Este es un mito muy extendido y, como los demás, falso. Masticar chicle contribuye a generar más saliva y mejorar el PH, pero en ningún caso puede sustituir a la seda dental, el cepillo interdental y el cepillo de dientes, herramientas básicas en nuestra salud bucodental.

  1. “Si tienes piorrea te quedaras sin dientes…”

La enfermedad periodontal (enfermedad de las encías), conocida vulgarmente como piorrea, provoca pérdida de hueso alrededor de los dientes y puede encender alertas en nuestra salud bucodental. Sin el tratamiento adecuado los dientes comienzan a moverse y llegan a perderse, si bien actualmente el tratamiento de la periodontitis es altamente eficaz, facilitando el mantenimiento y la permanencia de los dientes en la boca, en la mayor parte de los casos durante toda la vida.

Doctor Fernando Albalat
El Doctor Fernando Albalat es Máster en Periodoncia e Implantes por la Universidad de Valencia. Como especialista en Periodoncia de larga experiencia, su labor consiste en la prevención y tratamiento de las enfermedades de la encía y el hueso, con el objetivo de conservar los dientes del paciente en la mejor salud y función.
Doctor Fernando Albalat
Doctor Fernando Albalat

Últimos artículos de Doctor Fernando Albalat (Ver todos)

Category:
  SALUD DENTAL
this post was shared 0 times
 000