Mi hijo tiene miedo al dentista. Cómo afrontarlo.

By Clínica Dental Albalat 3 meses ago
Home  /  NOTICIAS  /  Mi hijo tiene miedo al dentista. Cómo afrontarlo.

Son muchos los adultos y niños que tienen miedo a ir al dentista. Se estima que a nivel mundial, el 80% de los adultossufren de ansiedad y miedo a la hora de visitar al dentista. En el caso de los niños se dice que un 20-30% de los niños sienten miedo de acudir al dentista, principalmente porque desconocen en qué consiste una primera visita.

Cuando los peques han acudido regularmente al odontopediatra y siguen sintiendo miedo, se debe a alguna situación traumática y/o dolorosa. También el ruido que emiten algunos instrumentos que se utilizan en el dentista, especialmente el taladro empleado para limpiezas superficiales y profundas de las piezas dentales y en reparaciones de caries dentales, puede desencadenar en ellos cierto temor.

¿Cuál es la causa del miedo al dentista?

Generalmente, si los niños de edades tempranas han acudido al dentista y han vivido una experiencia negativa, es muy frecuente que en las próximas visitas sigan sintiendo miedo, ya que lo asocian a una experiencia de llanto y dolor. Pueden sufrir ansiedad y preocupación sólo con el hecho de saber que en los próximos días tiene cita en el dentista.

En otras ocasiones, el temor no tiene que ver directamente con el niño, sino por la ansiedad que les transmiten los padres a su hijo inconscientemente. Los adultos pueden haber vivido experiencias negativas que han marcado sus vidas y ese alto grado de impacto no lo pueden disimular, siendo captado por sus hijos.

Otro factor asociado, es la falta de sensibilidad por parte del odontopediatra hacia el niño, lo que sumado a los instrumentos, los ruidos y la silla odontológica,  en un odontólogo con poca experiencia en el trato con niños, termina por generar una experiencia poco placentera y desagradable para el pequeño paciente.

¿Qué pueden hacer los padres para evitar el miedo al dentista en su hijo?

Los padres pueden generar tranquilidad o ansiedad en la visita de su hijo al dentista. Ambos tienen una gran influencia en el niño, por lo que si se centran en los aspectos positivos y en que la experiencia será agradable e incluso divertida, el pequeño no tendrá malos pensamientos o prejuicios en su primera visita. Es recomendable que los padres contribuyan a evitar el miedo al dentista siguiendo algunos consejos:

Dar el ejemplo

Cuando los padres vayan a consulta, sería muy positivo llevarse al pequeño para que vaya familiarizándose con el ambiente, que lo normalice y pueda ver que se trata de una experiencia más, como quien va a la peluquería o al pediatra. Además, en estas ocasiones, es importante que los padres mantengan una actitud positiva y se muestren tranquilos antes, durante y después de la visita al dentista. De este modo, el niño sentirá que la experiencia vivida por sus padres ha sido agradable y él tomará la misma actitud cuando le llegue su momento con el odontopediatra.

Evitar comentarios negativos

Es muy importante evitar realizar comentarios negativos referentes al dentista delante del niño. Puede asociarlo a una mala experiencia, a sufrir un castigo. Si el pequeño pregunta a sus padres, se debe responder con comentarios positivos, con lo importante que es cuidar la salud bucodental para tener unos dientes fuertes y bonitos que duren toda la vida. Ir al dentista es necesario y siempre se preocupan por nosotros y por nuestra salud.

Consultas periódicas

La visita al odontopediatra debe ser un hábito recurrente ya que de esta manera conseguiremos prevenir problemas más graves y, además, cuantas más visitas rutinarias experimente el pequeño, menos miedo sentirá en el futuro. Lo normalizará de tal modo que no le generará ningún tipo de miedo o ansiedad. Si sólo lo llevamos una vez cada 2 años o incluso dejamos que pase más tiempo, es frecuente que sigan teniendo cierto respeto al dentista.

Que pase solo al gabinete

Normalmente el niño tiene un comportamiento de mayor tranquilidad cuando está solo que cuando está en compañía de sus padres, ya que éstos lo protegen de cualquier evento de miedo o dolor.  El niño sabe desenvolverse mejor y con más tranquilidad cuando afronta una situación así el solo.

Elegir un buen odontopediatra

A la hora de elegir un buen dentista infantil tenemos que tener en cuenta tanto su preparación como odontopediatra, como su experiencia en manejar conductas que le permitan dominar emociones negativas relacionadas con el miedo y la ansiedad. De esta forma, podrá establecer una relación de confianza con el niño que le permitirá calmarlo en aquellos momentos en los que se pudiera poner más nervioso.

Desde Albalat Dental, dentista para niños en Valencia recomendamos que se lleve al pequeño al dentista lo más pronto posible, de manera que pueda vivir la experiencia como una situación agradable en la que sólo se le realizará una exploración oral para comprobar que todo está bien.

Además, mantener una comunicación adecuada con el niño para que siempre se mantenga informado y pueda sentir confianza en sus padres y en el odontopediatra a la hora de su visita con el dentista, será muy positivo para que se sienta tranquilo y con confianza de poder decirle al dentista lo que siente.

Category:
  NOTICIAS
this post was shared 0 times
 000