¿Por qué nos da miedo el torno dental?

By adm_albalat 2 years ago
Home  /  BLOG  /  ¿Por qué nos da miedo el torno dental?
Miedo al torno dental

En ocasiones estamos en la sala de espera del tu clínica dental de Valencia y escuchamos ese desagradable “shiiiiiiiii” del torno dental y nos entran escalofríos y taquicardia. Incluso cuando no estamos en la clínica dental, pensar en el dentista nos produce rechazo. Pero, ¿por qué pasa eso?

En 2013 un grupo de científicos japoneses presentaron un estudio sobre este tema en la Sociedad de Neurociencia en San Diego y llegaron a la conclusión de que los pacientes que iban con una predisposición de temor y angustia a la clínica dental (o al dentista) tenían mayores respuestas negativas que otros pacientes que acudían más relajados. Se pidió a 21 mujeres y a 23 hombres de entre 19 y 49 años que hicieran unas encuestas y en ellas se preguntaban cosas como “¿Se pone nervioso durante un tratamiento odontológico?”, “¿Se angustia al oír el ruido del torno?”

Este grupo de científicos “escaneo” el cerebro de un grupo de personas a las que sometieron a ruidos de tornos e instrumentos de succión como los utilizados en el dentista y con este experimento consiguieron averiguar cómo alteraban dichos sonidos a su actividad cerebral. Hiroyuki Karibe, de la Nippon Dental University aseguró que el miedo al torno no es infundado y que puede “provocar ansiedad en los pacientes”.

A las personas que participaron en el experimento se las dividió en dos: los miedosos y los no miedosos. Al oír los ruidos del torno, las personas no miedosas no generaban ninguna alteración, pero las personas nerviosas sufrían reacciones en las llamadas circunvoluciones temporales superiores del cerebro. En las personas ansiosas los científicos observaron una reacción fuerte en la zona núcleo caudado izquierdo.

 

Lo bueno de este experimento, es que al conocer las reacciones del cerebro ante el torno dental, se puede trabajar para eliminarlas. Como manifestó Hiroyuki Karibe “estas conclusiones pueden aplicarse para evaluar la eficacia de intervenciones como la terapia cognitiva-conductual en el caso de pacientes con mucho miedo al tratamiento odontológico”.

Category:
  BLOG
this post was shared 0 times
 000