¿Te sangran las encías?¿Sufres halitosis?

By Clínica Dental Albalat 2 meses ago
Home  /  BLOG  /  ¿Te sangran las encías?¿Sufres halitosis?

Si eres de los que piensas que un poco de sangre tras el cepillado es normal, o si crees que tener un poco inflamadas las encías o enrojecidas es lo habitual,  sentimos decirte que te estás equivocando. De hecho, puede ser la señal de alarma de problemas mucho mayores.

Una encía sana se caracteriza por un color rosado claro, adherida al diente  y por supuesto no sangra tras el cepillado. El cambio de coloración, la inflamación y el sangrado, son signos de alarma que nos dicen que algo está pasando.

Las bacterias que forman la placa dental, son las mismas que causan las caries en nuestros dientes y en las encías los problemas periodontales. Si una mala higiene dental, puede causar caries, por supuesto también puede causar problemas en nuestras encías, y más si lo unimos a una predisposición genética de cada individuo, el tabaco  u otros factores de riesgos como afecciones coronarias, diabetes o cambios hormonales, como los producidos durante el embarazo, sin olvidar también el contagio  a través de la saliva.

Las bacterias que forman el biofilm, si son eliminadas con un correcto cepillado, el uso de seda dental y cepillos interdentales, no se calcifican y no llegan a formar la placa dental.  Una vez formada, producen una primera fase de inflamación en las encías, enrojecimiento y sangrado, lo que conocemos como gingivitis, que es en todo caso reversible, y podemos tratar con profilaxis en clínica, dependiendo del historial de cada paciente, con una periodicidad de 6 ó 12 meses, siempre a criterio del Dr. Fernando, nuestro periodoncista, así como aplicar técnicas específicas de higiene domiciliaria.

Los problemas más graves aparecen cuando esa gingivitis no se trata, entonces la placa va acumulándose  en depósitos entre las raíces de nuestros dientes y la encía, que se conocen  como bolsas periodontales. La placa acumulada en estas zonas, está colonizada por bacterias que producen una retracción del hueso, a simple vista se observa cómo se va perdiendo encía y los dientes tiene un aspecto más alargado, quedando expuestas en boca, parte de las raíces que al no estar recubiertas por esmalte, son propensas a la formación de caries, aparece la sensibilidad, así como problemas de halitosis por la acumulación de placa.

En estos casos hablamos de una peridontitis, los tratamiento aquí pasan por realizar un raspado de nuestras encías, incluso en casos posteriores hay que recurrir a cirugías periodontales, controles radiográficos para comprobar que no se ha perdido más soporte óseo, extremar la higiene en casa y por supuesto un mantenimiento cada 4 ó 6 meses, dado que la enfermedad una vez se manifiesta ya nos acompaña, aunque podemos con estas medidas neutralizar sus efectos.

Desde Albalat Solidario, realizamos campañas de prevención para los familiares de todos nuestros pacientes con esta patología, dado que la detección precoz de la enfermedad es un seguro de vida para nuestra sonrisa.

Category:
  BLOG
this post was shared 0 times
 000