enjuagues bucales

Mucha gente se cuestiona si es bueno o recomendable usar enjuagues bucales. Desde nuestra experiencia recomendamos cepillar los dientes de manera correcta, utilizar hilo dental y después utilizar un enjuague bucal que nos ayude a mantener una boca limpia, un aliento fresco y unos dientes sanos.

Debemos tener siempre presente que los enjuagues bucales se deben utilizar como un elemento adicional en nuestra higiene bucodental diaria y no como un sustituto del cepillado o de la utilización del hilo dental. La mayoría de estos productos se especializan en una cuestión básica, como la lucha contra la caries dental, contra el mal aliento, como ayuda a la limpieza de una herida de postoperatorio, para el tratamiento de la periodontitis, para el blanqueamiento dental, etc.

No todos los enjuagues que existen en el mercado son adecuados para complementar la higiene bucal, por lo que es recomendable consultar a tu odontólogo para elegir el más apropiado para ti según tus necesidades o la fase del tratamiento dental por la que estés pasando.

Sin embargo, como regla general nunca recomendamos enjuagues bucales que contengan alcohol. En el caso de querer prevenir la caries dental es necesario que el enjuague tenga flúor en su composición y si se quiere combatir el mal aliento es fundamental que contenga fuertes dosis de menta.

Respecto a los colutorios como  los blanqueadores dentales, tenemos que decir que tras varios estudios no han demostrado grandes resultados en cuanto a que los dientes recuperen su tonalidad natural.

En conclusión, los enjuagues bucales son el aliado perfecto para nuestra higiene bucal diaria, pero deben utilizarse única y exclusivamente tras haber realizado el proceso del cepillado y la utilización del hilo dental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *